Gestión de personasOperaciones y procesosReferenciasTeletrabajoTransformación

6 claves para el éxito en la contratación remota

Si una conclusión, al menos en el plano empresarial, hemos podido sacar de todo el contexto que ha rodeado a la crisis sanitaria reciente es que los modelos remotos, más allá de ser algo puntual, han venido para quedarse. Y digo modelos remotos en general, solo usando el apellido, pero no el nombre de cada uno de los ámbitos donde aplica esta nueva estrategia a distancia. Modelo de trabajo remoto, claro, para dar continuidad a los negocios, para seguir prestando servicio y atención a nuestros clientes, para que la actividad no cese. Pero remotos también un sinfín de engranajes que posibilitan el funcionamiento del triángulo que relaciona a trabajadores, empresas y clientes. La adopción masiva del teletrabajo ha abierto nuevas puertas, nuevas realidades, y exige a aquellas empresas que decidan extraer lo mejor de este trabajo remoto implementar también de manera remota procesos como la atracción, selección y contratación de talento, la formación, la mejora continua, la fidelización o la gestión de estos nuevos equipos de trabajo en la distancia.

¿Cómo tener éxito en la contratación remota?

Esta es la pregunta que ahora se estarán haciendo muchas empresas y, en particular, muchos responsables de Recursos Humanos. Ciertamente, existe un reto para acoplar estrategias tradicionales de contratación a la nueva realidad, y por ello hoy queremos compartir los consejos de la revista online CIO que en su artículo 6 consejos para el éxito en la contratación remota nos da una aproximación muy interesante al tema. 

  1. Estructurando el proceso. Definiendo de manera clara y concisa el qué y el cómo en ambos lados (candidato / reclutador) para unificar tanto los medios técnicos a utilizar en las entrevistas, como el formato de las mismas. Comunicando correctamente y haciendo partícipe a los candidatos de este nuevo proceso y sus singularidades antes de la entrevista les ayudará a estar más relajados durante el proceso. 
  2. Reimaginar las entrevistas técnicas. Algo muy concreto de puestos que exigen una capacitación técnica importante son las pruebas de evaluación a realizar durante la entrevista. Ahora que no hay ese papel y bolígrafo en la mesa donde ambas partes están presentes, utilizar herramientas colaborativas se hace crucial. En este punto de nuevo es vital la comunicación previa.
  3. Abrazar la nueva realidad. Como dice el taoísmo, en todo lo malo hay algo bueno y viceversa. Y en esta nueva realidad también hay mucho bueno, sobre todo en el ámbito de la selección de personal. No más luchas por encontrar sala libre, no más agendas complicadas… la contratación remota permite un modelo más rápido y sencillo para concretar y realizar entrevistas de manera organizada y eficaz… si abrazamos la nueva realidad, claro.
  4. Reajustando la política de beneficios. Una de las apuestas diferenciales de muchas compañías siempre ha sido sus oficinas: dónde están, cómo están orientadas a la comodidad del empleado, qué servicios incluyen… todo esto es inservible en el nuevo escenario, por lo que hay que diseñar una nueva diferenciación para que el candidato prefiera trabajar en nuestra empresa. 

Mientras que estos cuatro consejos nos ayudarán a realizar un cambio de mentalidad ante el nuevo proceso de contratación remota, los dos últimos son el hilo conductor que permitirá seguir aportando el valor que ha caracterizado a cada empresa sobre su competencia. De un lado, hay que seguir manteniendo los estándares de contratación, siendo igual de exigentes y llevando a cabo las mismas tareas para determinar si el candidato es o no el que deseamos incorporar. Del otro lado, la cultura de nuestra empresa seguirá siendo un valor diferencial que nos ayude a conectar con aquel candidato que mejor encaje en nuestra organización, por lo que hay que seguir compartiendo estos valores y esta cultura en el mismo proceso de contratación.

El reto está servido pero, como hemos visto, ajustando la forma de trabajar y contando, claro, con la tecnología o los partners necesarios para desarrollar todos estos procesos de manera efectiva, la contratación remota no solo podremos convertirla en una realidad cotidiana en nuestras organizaciones, sino en un éxito absoluto.

Entrada anterior

Cómo recuperarse mientras reinventamos el sector retail

Entrada siguiente

La nube y el teletrabajo serán seguros, o no serán