MarketingReferencias

Social Media Marketing: cómo crear una estrategia

Plan estratégico de Social Media Marketing ¿Qué tener en cuenta?

La base del Social Media Marketing está en la estrategia. Antes de lanzarte a abrir perfiles en redes sociales y publicar, debes elaborar un plan que sustente los objetivos: encontrar a tu audiencia, saber en qué punto se encuentra con respecto a tu marca, conocer cuál es la mejor manera de llamar su atención, localizar tus esfuerzos para acertar en la diana. O… ¿empezarías una casa por el tejado? Tranquil@, aquí tienes un manual con 10 claves a tener en cuenta:

Clave 1: Investiga, analiza y profundiza

Esto significa conocer todo lo necesario sobre el mercado y la competencia. En la mayoría de ocasiones, esta búsqueda exhaustiva te puede dar ideas que no tenías en mente. Qué mensajes utilizan tus competidores, cuál es la periodicidad de sus publicaciones, si trabajan con influencers… Extrae ideas de ello y piensa fuera de la caja. Utiliza esta fase para encontrar huecos. Seguro que hay algo que tu competencia no está haciendo y que podrías aprovechar.

Clave 2: Segmenta tu público

¿Cómo? Creando tu buyer persona. Se trata de una representación del consumidor ideal que te permitirá afinar tus acciones de comunicación. Para ello, estudia las características sociodemográficas de tu clientes ideales, a qué se dedican y qué estudiaron, qué les gusta hacer en su tiempo libre, cuál es su comportamiento digital y cuánto tiempo invierten en él…

Clave 3: Define unos KPIs asumibles

Los indicadores clave de rendimiento son aquellos que permitirán redirigir las acciones de SMM en caso de no seguir la dirección correcta. A veces puede ocurrir, lo importante es darse cuenta a tiempo. Lo bueno de internet es que nos da datos en tiempo real, por lo que tenemos una gran capacidad de reacción. Si vemos que no estamos alcanzando los KPIs, reconfiguremos las acciones.

Clave 4: No te olvides de las conversiones

Como es lógico, el fin último de toda acción de marketing es persuadir al consumidor. ¿Para qué? La respuesta a esa pregunta es tu conversión. Puede ser descargar un formulario, atraerlo a un evento o vender tu producto. Ten en cuenta que, para lograr una conversión, es importante crear y definir un customer journey coherente, es decir, el viaje que debe seguir el usuario para convertirse en un cliente. Si tu objetivo es la venta, recuerda que ese recorrido difiere en función de si tienes una tienda online, ofreces tus productos en un marketplace, cierras tus ventas en un contact center o quieres fomentar las ventas físicas, por ejemplo.

Clave 5: Puesta en marcha del proceso

El uso de herramientas específicas de SMM te ayudarán en la tarea. No solo a la hora de programar publicaciones, también medir resultados a través de su analítica. Por ejemplo, SemRush proporciona grandes oportunidades en este sentido. Recuerda, la analítica es clave en Social Media Marketing. No lanzamos campañas y cruzamos los dedos por que sean exitosas. Lanzamos campañas, medimos los resultados y reaccionamos. Los datos son la clave del éxito en internet.

Clave 6: De cliente a lovemark

Convertir está bien, pero fidelizar es aún mejor. Aquí entra un conjunto de situaciones que giran en torno a todo el ciclo de compra del producto, pero también a las acciones de comunicación. Si haces algo que resulte interesante a tu público, a la larga es más fácil fidelizar. Para ello, insistimos, interésate por tu público. Descubre qué quiere y dáselo. Personaliza al máximo tus mensajes. Adelántate a sus necesidades futuras. Enamóralo.

Clave 7: Estrategia y creatividad

Sí. Está claro que hay que tener una estrategia definida, ser muy concienzudos y meticulosos con ella, establecer la medición, etcétera. Pero hay un factor más que debe ir dentro de esa estrategia: la creatividad. Una buena dosis de ingenio y entretenimiento consigue más de lo que crees. Y si no, que se lo digan al community manager de KFC.

Clave 8: Presta atención al presupuesto

Repartir la inversión de forma que todos los canales puedan alcanzar los objetivos propuestos. Eso sí, hay que tener en cuenta cuál de ellos tiene mayor posibilidad de impactar y, por ende, convertir. Será ahí donde debas invertir mayor parte de tu presupuesto.

Clave 9: Sigue al usuario

En internet, todo se puede medir y rastrear. Aprovéchalo. Por ejemplo, si tienes una e-commerce, la implementación de parámetros UTMs te permitirá seguir a tu usuario más allá de la red social en la que te encuentres: ver si llega a tu tienda o no, cuánto tiempo pasa en ella, etcétera. Además, una correcta configuración de la analítica on page te dará más información que podrás aprovechar para perfilar mejor tus estrategias globales de marketing digital: conocerás si añade productos al carrito o no, si inicia el proceso de compra, si lo culmina, etcétera.

Clave 10: Medición de resultados

Para comprobar si las acciones están funcionando como esperabas tendrás que medir el impacto de cada publicación o anuncio por ti mism@. Utiliza las herramientas de medición de resultados para ello. Por ejemplo, las internas de las redes sociales y Google Analytics son un buen punto de partida, que puedes completar con herramientas más sofisticadas.

 

El Autor

Mariola Montoya

Mariola Montoya

Como periodista y comunicadora audiovisual, Mariola consigue unir la multidisciplina en contenidos de valor para las empresas. Curiosa por naturaleza, una autora que trae enfoques muy relevantes en el mundo de la innovación desde la perspectiva más joven entre los autores de Innovando.

Entrada anterior

Mejorando la comunicación verbal con las máquinas

Entrada siguiente

¿Cuál es la clave para atraer al mejor talento?